La semana pasada hablamos de comenzar esta nueva temporada, dijimos que el mes de septiembre se convierte en el nuevo año y con ello viene el mes de los cambios, de las tomas de decisiones… quizás de proponernos objetivos, de conseguir un sueño, y tocamos un poco por encima lo importante de la visualización,… y retomamos lo hablado la semana pasada porque hemos recibido un mail en el que nos preguntan ¿qué es la visualización y como puede ayudar a conseguir tu objetivo? Asi que vamos a enfocar post de hoy a hablar de la visualización.

Qué es la Visualización

La visualización consiste básicamente en experimentar, mediante la imaginación cualquier situación que pueda darse en la vida real… y es que La visualización es una forma de «ensayo mental» que te invita a practicar algo mentalmente con la intención de llevarlo luego a la acción. Este “Ensayo mental” puede ser un examen, una prueba, … lo que sea… todos hemos tenido y tenemos momentos así, ese momento en que parece que te lo juegas todo, una entrevista, una oposición….

Por tanto, como dijimos el visualizar tu objetivo o tu sueño es muy importante, … y es que Los sueños, y a su vez, los objetivos, son una parte fundamental de la condición humana… Los sueños no solo nos dan algo a lo que aspirar, sino que conectan nuestros corazones con la causa, creando la pasión que necesitamos para avanzar, incluso ante la adversidad.

Y un sueño comienza con una pregunta… ¿qué quieres? ¿qué quieres realmente? Por lo que conectar con lo que realmente quieres y tener una visualización clara de cómo lo quieres te ayudará a marcarte objetivos para conseguirlo…

La importancia de los detalles

Los detalles son muy importantes, … necesitas detalles, necesitas crear una visualización específica, de cómo te verás, qué sentirás, qué olerás…, es decir, con todas las sensaciones asociadas a esa visualización, cuantas más cosas veas en detalle mejor …  y así te ocupas de no dejar espacio para la duda o la negación.

La visualización se usa mucho en los deportes, mira … por ejemplo, Michael Jordan se sentaba en el banquillo antes de los partidos, y se imaginaba las diferentes posibles situaciones que pudieran obstaculizar sus objetivos (un bloqueo por allí, un tapón por allá…). De esta forma, él se sentía más preparado ante esas situaciones porque no eran “imprevistas”, ya las había prevenido, es más, ya las había entrenado y ya las había vivido. Y esto es importante, porque no solo basta con visualizar lo que deseas, sino también visualizar los posibles obstáculos con los que te puedes encontrar y cómo los vas a superar… eso hace que te prepare para esa posible incidencia.

Qué se necesita para visualizar

Esta es la buena noticia!! y es que todos, absolutamente todos, podemos hacerlo, todos tenemos este don natural para visualizar, lo único que tenemos que hacer es entrenar… y realizarlo de la manera correcta, porque, a veces, tendemos a ponernos en los peores escenarios y nos enredamos en ese escenario sin encontrar la salida… por tanto, es importante visualizar de manera positiva y consciente… y es que lo que conseguimos con la técnica de visualización es permitir que el cuerpo alcance realmente su meta final sin haber llevado a cabo el proceso, así permites a la mente y al cuerpo aprender de una forma más rápida…

La visualización también se puede utilizar para impulsar un cambio de actitud, ya sea superar la timidez, la inseguridad o cualquier miedo, y, para ello, te podrás visualizar como una persona eficaz, segura, valiente… y es que, mediante la visualización es posible reinventarse a uno mismo.

Estudios que lo demuestran

Aquí la ciencia ha observado que si se miden los impulsos eléctricos del cerebro de una persona mientras mira un objeto y mientras imagina ese mismo objeto, en ambos casos se activan las mismas áreas cerebrales. Se ha demostrado que cerrar los ojos y visualizar el objeto produce una pauta cerebral similar a cuando se mira realmente. Esto lo que quiere decir, es que el cerebro no distingue entre una acción llevada a cabo y una visualizada.

Ya lo sospechaba en los años treinta Edmund Jacobson, médico creador de la Técnica de Relajación Progresiva para reducir el estrés. Jacobson pidió a algunos de sus pacientes que se visualizaran realizando un determinado ejercicio físico y descubrió que se producían movimientos musculares muy sutiles que correspondían a los que harían los músculos si efectivamente llevaran a cabo esa actividad.

Este hecho parece indicar que, aparte de transformar los pensamientos conscientemente a través del lóbulo frontal, también es posible hacerlo a un nivel más profundo imaginando escenas en las que uno se ve tal y como desea en diferentes ámbitos de la vida.

 

¡Comencemos!

Lo primero que tenemos que hacer es traer una imagen lo más real posible de lo que quieres conseguir… es importante prestar atención a los pensamientos e imágenes porque la esencia del proceso es sentir internamente lo creado mentalmente y además sentirlo emocionalmente.

Hay muchas formas de visualizaciones, en las que visualizas tu objetivo andando… Joe Dispenza tiene algunas muy buenas… otras de pie, o sentado… por tanto hay opciones pero … lo que si diríamos es que si decides sentarte sería bueno evitar los estímulos externos… buscar un ambiente agradable, íntimo, un espacio para “crear”….

Pues bien, lo primero que haremos es imaginar o visualizar lo se quiere realmente conseguir… lo que quieres ser, hacer o tener…

Pregúntate esto para establecer los detalles

Un poco más arriba hablábamos de la importancia de los detalles así que vamos a buscar cada parte que forma parte de la visualización:

Ahora imagínate que ya lo has conseguido…. ya lo tienes, lo has conseguido!!!

¿Cómo te ves? Tómate tu tiempo y fíjate en todos los detalles….

¿Cómo te ven los demás, aquellas personas cercanas a ti? Incluso como estás vestido….

Escucha lo que te dices a ti mismo… siente cada palabra que te dices… visualiza cada palabra

Obsérvate …. ¿Cómo te mueves? ¿Cómo andas…?

Es importante llevar la atención a la respiración… que sea pausada, profunda…

 

Y también hay que tomarse el tiempo que se necesite y realizarlo las veces que se consideren… te diría que cuantas más veces mucho mejor….

El momento apropiado

 Lo ideal es practicarla de noche antes de dormir, o bien por la mañana, poco después de despertarse e iniciar la actividad diaria. En esos momentos la mente se encuentra más receptiva y las ondas cerebrales se hallan próximas al nivel alfa, más lento y profundo que el beta, el que se mantiene en la actividad diaria. Pero cualquier momento es bueno.

Por qué funciona la visualización

La visualización funciona porque nuestra mente necesita formarse imágenes para asociar los pensamientos. Sea lo que sea que pensemos o expresemos con nuestras palabras, nuestro cerebro forma inmediatamente una imagen que lo representa. Estas imágenes las creas tanto con los ojos abiertos como con los ojos cerrados, las creas, las moldeas cognitivamente según tu parecer, y al mismo tiempo puedes ir modificando las emociones y sentimientos que te llegan de esas imágenes.

Pero claro, requiere de unos requisitos indispensables…. Primero tener un verdadero deseo de conseguir el objetivo que te has marcado y además es importante sentir, percibir la situación de la manera más precisa, con muchos detalles y utilizando todos tus sentidos…y aplicando intensidad emocional.

Y….por supuesto, una vez que hayas visualizado tu objetivo has de ponerte en acción!! No vas a aprobar un examen sólo por visualizar que sacas un 10! La visualización te ayuda a mantenerte motivad@ para ir dando pequeños pasos hacia tu visión final.

A por ello!!

¿AÚN NO TIENES LA GUÍA EN 4 PASOS PARA EXPRESARTE DE
MANERA ASERTIV@?

Consíguela aquí ¡GRATIS!.

Recibe GRATIS la "Guía en 4 pasos para expresarte de manera asertiva".

*Información básica de Protección de Datos. Responsable: Om mind coaching (Isabel Rubio y Ruth Prieto) – Finalidad: Enviar información adicional sobre los contenidos del blog, guías y documentación práctica sobre las actividades de Om Mind Coaching. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas.
Share This