Anteriormente estuvimos hablando de los bloqueos, y cómo nos afectan a la hora de tomar decisiones, el por qué y el para qué están los bloqueos, ya sean a nivel de pensamiento, de emociones o de comportamientos, y muy relacionado con esto está la zona de confort, puesto que a veces no salimos de una determinada situación que no nos gusta o no nos beneficia y no porque esa situación sea algo agradable, sino que nos sentimos cómodos en ella simplemente porque es lo que conocemos, a lo que estamos acostumbrados, y precisamente porque nos sentimos cómodos, soportamos situaciones que no nos gustan, solo porque nos hemos acostumbrado a ello… expresiones como “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer…” “ya estoy acostumbrado-a….” “No estoy tan mal, podría ser peor …” son expresiones que nos hablan mucho de la zona de confort…

A menudo, esperamos a que llegue el momento oportuno, cuando, si somos sinceros con nosotros mismos, nos daremos cuenta que este momento oportuno no existe.   Debemos provocarlo, debemos crear una situación para que este momento oportuno exista.  Y, con frecuencia, lo que hacemos es justo lo contrario:  buscamos argumentos “racionales” para dejarlo para otro día… buscamos excusas…nos decimos mensajes así para “quizás” hacernos sentir bien por no cambiar….

Hablamos de que el coaching nos ayuda a ser conscientes de que se tiene un bloqueo y a poder enfrentarlo… y del mismo modo, el coaching también se puede utilizar para ayudarnos a salir de la zona de confort,  explorando los bloqueos para entender el por qué están aquí, con preguntas que ayudan como ¿qué pensamientos surgen? ¿qué emociones te están impidiendo avanzar? Y te ayuda a transformarlos para poder ponerte en acción y desde ahí poder salir de tu zona de confort.

Cómo salir de la zona de confort

Lo primero es ser consciente de qué es lo que queremos cambiar, es decir, saber cuál es la situación que queremos conseguir, si no estás a gusto en tu trabajo, si tienes una relación que no es buena, aquellos cambios que te gustaría incorporar a tu vida…. Por tanto, ser consciente de qué es lo que quieres conseguir, en lugar de enfocarte en lo que no quieres y tienes, que eso nos pasa mucho no… el quejarnos de lo que no queremos…

Y luego, lo siguiente sería dar los pasos que necesitas para conseguirlo, los pasos necesarios para salir de esta zona de confort, pero aconsejamos darlos poquito a poquito, empezar por ¿Cuál es el primer paso que me atrevo a dar? Y es que para salir de la zona de confort es necesario entrar en la zona de aprendizaje, es decir hacer cosas de forma diferente… vivir nuevas experiencias, conocimientos, y comportamientos que poco a poco se irán incorporando en ti y pasarán a ser conocidos, con lo cual comenzarás a sentirte cómod@…

Por ejemplo, si lo que quiero es comenzar a tener una vida más saludable, no tengo una buena alimentación porque tengo poco tiempo, estoy estresada y no tengo tiempo de cocinar sano y como cualquier cosa… aquí vemos que podemos justificar nuestro comportamiento con la falta de tiempo, y posiblemente mi beneficio oculto sea el ponerme escusas para no hacer nada, y quejarme… por lo que salir de esa zona de confort que me es conocida y me aporta beneficio y rutina pues cuesta, porque supone un cambio… entonces de inicio necesito verlo, ser consciente de lo que me cuento en mi cabeza, de lo que hago y por qué lo hago y luego incorporar un pequeño habito, un pasito, poco a poco… quizás sea parar 5 minutos en la mañana y tomarme un té, una fruta… así todos los días, y luego ir incorporando otro pasito… ese pasito que te ayude a salir un poquito más de esa zona de confort, no sé …quizás se andar 10 minutos diarios, aparcar un poco más lejos para ir y volver andando al trabajo, incorporar otro hábito… y así poco a poco…porque no es lo mismo ir haciendo pequeños avances que hacer un cambio radical.

Es cierto que hay personas a las que les funciona los cambios radicales, pero para ello tiene que tener muy claro su para que´… pero por norma general,  salir de la zona de confort implica cambios y los cambios suelen dar miedo, miedo a la incertidumbre, miedo a la equivocación, incluso miedo al qué dirán… hay que tener en cuenta que se lleva mucho tiempo dentro de esa zona conocida y nos sentimos cómodos, por tanto se trata de una decisión personal, de atreverte a innertarlo o quedarte como estás, y el primer paso es el más complicado porque una vez que te atreves a hacer las cosas de manera diferente y te das cuenta de que has obtenido algo bueno, la siguiente vez que decidas cambiar algo, te costará menos, por eso es bueno que incorporemos a nuestra vida cosas nuevas, algo que no hemos intentado antes, no hace falta que sean grandes cosas, cosas pequeñitas, porque agrandas tu zona de confort, y eso te hace aumenta la confianza.

«La zona de confort es el gran enemigo del coraje y la confianza». Brian Tracy.

Si hacemos todos los días lo mismo, al final no hay diferencias… nos ocurrirán las mismas cosas, si te levantas pensando lo mismo, actuarás de la misma manera y así sucesivamente, permaneciendo en un bucle.

Claramente, nuestro día a día no va a cambiar si hacemos siempre lo mismo, quejarse de la situación que tenemos y no hacer nada al respecto, no ayuda, lo único que nos  a pasar es que nos vendrá la sensación de culpa por no hacer nada, o enfado, tristeza… igual que pensar en el futuro, a veces nos decimos cosas como, hoy no puedo, mejor mañana… el mañana, el algún día, el me gustaría… esto no ayuda… es importante incorporar, como decimos, nuevos hábitos, dar un pequeño paso y tener muy claro el qué quieres cambiar y para qué quieres cambiarlo, pero no te quedes en el primer para qué, porque este es el socialmente correcto, sino que continua preguntándote para qué y para qué hasta que llegues a lo que realmente tiene sentido en tu vida y así consigues ampliar el compromiso…. Porque como ves tu futuro determina como vives el presente.

Podemos imaginarnos cómo nos sentiríamos si logramos lo que queremos.  Podemos imaginarnos haciendo cosas que nos acerquen, atreviéndonos a cruzar esta frontera y probar…

Claves para salir de la zona de confort

  • hacernos preguntas de reflexión como: si no lo he probado todavía, ¿cómo sé que no va a funcionar?
  • También centrarte en las soluciones en lugar de en la queja, pregúntate si algo no te gusta ¿qué puedo hacer para solucionarlo? ¿qué he hecho hasta ahora para cambiar esta situación? Y ¿Cómo lo voy a hacer a partir de ahora?
  • empieza a dar pequeños pasos… ¿Cuál sería el primer paso? ¿Cómo puedo hacerlo gradualmente?
  • Y por último dedica un tiempo al día para aquello que te has propuesto…pregúntate ¿qué vas a hacer hoy para salir de tu zona de confort? ¿qué vas a hacer hoy para acercarte un poquito más a tu sueño?

¿AÚN NO TIENES LA GUÍA EN 4 PASOS PARA EXPRESARTE DE
MANERA ASERTIV@?

Consíguela aquí ¡GRATIS!.

Recibe GRATIS la "Guía en 4 pasos para expresarte de manera asertiva".

*Información básica de Protección de Datos. Responsable: Om mind coaching (Isabel Rubio y Ruth Prieto) – Finalidad: Enviar información adicional sobre los contenidos del blog, guías y documentación práctica sobre las actividades de Om Mind Coaching. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas.
Share This