Inteligencia del corazón

En este artículo nos adentramos un poquito más en el mundo de la neurociencia, y vamos a compartir un concepto que a priori puede resultar algo extraño: la inteligencia del corazón, es sorprendente cómo la sabiduría del corazón puede transformar tu vida de múltiples formas

EL CORAZÓN EN LAS CULTURAS

Y es que el corazón tiene inteligencia, pero antes de empezar a contar cómo se explica a través de la neurociencia, vamos a hablar un poco de historia, ya que culturas y religiones de todas las épocas han señalado el corazón como fuente de sabiduría y amor, siempre hemos oído e incluso dicho eso de: escucha tu corazón, sigue tu corazón, deja que tu corazón te guíe…y esto suena muy bonito pero realidad la mayoría de nosotros, no tenemos muy claro lo que significa.

En culturas tan antiguas como, por ejemplo, la egipcia, ya daba una gran importancia al corazón porque creían que era el punto de acceso a las emociones, la memoria, el alma y las fuentes superiores de conocimiento. De hecho, durante la momificación, el corazón era uno de los pocos órganos que no eran retirados del cuerpo.

Algo parecido pasaba en la antigua Grecia, en la cultura griega se daba un enorme valor al rol del corazón en nuestras vidas. Filósofos como Aristóteles creían que la mente estaba situada en el corazón, asiento de toda inteligencia.

Y si nos remontamos a culturas ancestrales como la mesopotámica, allí miraban al corazón como una fuente de inteligencia también. Creían que el corazón era el órgano que dirigía nuestra toma de decisiones, nuestras  emociones y nuestra moral.

EL CORAZÓN EN LAS RELIGIONES

Tanto el cristianismo, como el budismo o el hinduismo resaltan la importancia del corazón

Desde el cristianismo, donde el amor es un tema central, el corazón es mencionado varias veces en la Biblia como la puerta para el descubrimiento de nuestra vida. En incontables representaciones, Jesús, apunta a su corazón como asiento de la sabiduría.

Uno de los temas nucleares del budismo es la compasión, y el cese del sufrimiento propio y de los demás. Existen varios ejercicios de respiración centrada en el corazón que los budistas utilizan para desarrollar la compasión. Aquí puedes realizar una meditación guiada de la gratitud

Y si nos fijamos en el hinduismo: El Ramayana, que es un texto épico del s.III a.c. escrito en sánscrito, presenta al mono sirviente Hanuman. Una de las famosas historias de este texto es la que relata cómo Hanuman abre su pecho en el lugar donde el Dios Rama y su reina residen.

QUÉ DICE LA NEUROCIENCIA SOBRE LA INTELIGENCIA DEL CORAZÓN

Pues mira, el corazón empieza a latir en el feto antes de que el cerebro se haya formado e incluso, las ondas cerebrales de la madre pueden sincronizarse con el latido del corazón de su bebé.

Y es que, existe una comunicación bidireccional constante entre el cerebro y el corazón y además el corazón envía más información al cerebro de la que el cerebro le envía al corazón, y esas señales que el corazón envía al cerebro afectan centros relacionados con el pensamiento estratégico, la reactividad y la auto-regulación.

Otra cosa realmente sorprendente es que el corazón emite campos electromagnéticos que cambian de acuerdo a tus emociones, que incluso pueden llegar a extenderse hasta 3 metros alrededor de la persona.

Y es que gracias al corazón, se sincronizan multitud de funciones orgánicas de modo que puedan operar en armonía las unas con las otras.

Además, el corazón posee un sistema neuronal que puede almacenar memoria a corto y a largo plazo.

Es increíble, esto explica el impacto que tenemos en los demás y el que los demás tienen en nosotros, ¿alguna vez has sentido que se te acercas una persona y te baja la energía? ¿Y lo contrario? Esas personas vitamina que te dan luz y te elevan esa energía, que te gusta tener cerca incluso aunque apenas las conozcas. Y esto es por el campo magnético que generan a su alrededor, que varía en función de las emociones que sentimos… ¡Es importante mantenerse rodeado de este tipo de personas, así que hay que detectarlas y no las dejarlas escapar!, además tú mism@ puedes convertirte en una de ellas y si ya lo eres mantener tu energía elevada!

Más abajo encontrarás unas recomendaciones para desarrollar la inteligencia del corazón, y así ir aprendiendo a pensar con el corazón, para que sea más fácil comprender a los otros y vivir en armonía con ellos y sentir emociones elevadas como la compasión, el amor y la gratitud.

Como hemos dicho, el corazón irradia un campo magnético que puede extenderse varios metros alrededor del cuerpo. Para probar esto, los investigadores colocaron electrodos en un vaso de agua, y comprobaron que el latido del corazón de un participante que se hallaba cerca podía ser detectado, cambiando la estructura de las moléculas del agua. Los investigadores encontraron más tarde que nuestro latido del corazón puede ser detectado también por el cerebro y el corazón de las personas que nos rodean.

Y si hablamos de la comunicación emocional, El Heartmath Institute, que es el que más estudios ha realizado acerca de la inteligencia del corazón durante décadas,  encontró que nuestras emociones están incrustadas en el campo magnético del corazón. En sus propias palabras, “este sistema de comunicación nos conecta energéticamente con los otros y nos ayuda a explicar por qué podemos sentir el estado emocional de otra persona antes de que su lenguaje corporal o su tono de voz nos indiquen o den pistas acerca de ello”. De ahí lo que hablábamos antes de las personas que te absorben o te dan energía que te dan buen rollo o mal rollo.

Y también se ha demostrado que existe conexión entre corazones: Nuestros corazones se comunican energéticamente. Para estudiarlo, los investigadores conectaron dispositivos que miden la Variabilidad del Rimo Cardíaco a un niño de 12 años llamado Josh y a su perra Mabel. Cuando Josh entraba en la habitación en la que Mabel se encontraba, le pidieron que enviara sentimientos de amor hacia su perra. Los datos mostraron que sus ritmos cardíacos se sincronizaron. Este mismo fenómeno fue estudiado con una madre y su bebé, y con parejas durmiendo juntas.

El cerebro del corazón: Los neurocardiólogos han descubierto que el corazón posee su propio sistema nervioso, llamado el “cerebro del corazón”. Tiene más de 40.000 neuronas y puede sentir, procesar información, tomar decisiones y memorizar. Además, crea y secreta varias hormonas y neurotransmisores que afectan una amplia variedad de funciones orgánicas. Una de estas hormonas es la oxitocina, típicamente descrita como la hormona del amor y los lazos afectivos.

Comunicación con el cerebro: El corazón envía más información al cerebro de la que recibe. De acuerdo al Heartmath Institute, “el corazón envía información al cerebro y al cuerpo sirviéndose de, al menos, 4 vías: comunicación neuronal (a través de vías ascendentes en el sistema nervioso autónomo); comunicación biofísica (ondas de presión a través del pulso); mensajería bioquímica (las hormonas secretadas en el corazón); y finalmente a través del campo electromagnético creado por el corazón”.

Coherencia: La coherencia surge cuando dos o más sistemas rítmicos corporales se sincronizan y operan a la misma frecuencia. Esto puede incluir nuestros ritmos respiratorios, ritmos cardíacos y actividad rítmica entre cerebro y corazón. Y es que, altos grados de coherencia han sido asociados con un incremento en el equilibrio emocional, estabilidad, intuición, funcionamiento mental óptimo, mejor memoria, mayor focalización y un descenso en los niveles de presión arterial.

Una de las mejores formas de medir la coherencia del corazón es utilizando dispositivos que miden la variabilidad del ritmo cardíaco (VRC). Mientras que el ritmo cardíaco cuenta el número de veces que el corazón late por minuto, la VRC mide las variaciones, en tiempo, entre los pares de latidos. Emociones positivas como amor, compasión y apreciación están vinculadas a un patrón de VRC más coherente, mientras que las emociones negativas como estrés, ansiedad, ira y miedo están vinculadas a un patrón de VRC errático e incoherente.

LA INTUICIÓN DEL CORAZÓN

El Heartmath Institute también ha realizado fascinantes descubrimientos en relación al papel del corazón en la intuición, y es que, es el corazón quien percibe la información en primer lugar y la transmite después al cerebro, utilizando esa capacidad asombrosa: la intuición.

En un estudio, se les pidió a los participantes que presionaran un botón. Una computadora mostraba entonces una imagen que generaba una respuesta de calma. El estudio mostró que corazón y cerebro respondían a las imágenes antes de que se mostraran. El corazón respondió incluso antes que el cerebro, sugiriendo de este modo que envió señales neutrales al cerebro antes de que este respondiera a los estímulos.

En ese mismo estudio, los investigadores encontraron que cuando los participantes estaban, antes del experimento, en un estado de coherencia, las señales enviadas desde el corazón hacia el cerebro eran mucho más fuertes. Esto sugiere que altos grados de coherencia nos permiten contactar de una forma mucho más profunda con la información intuitiva que emana del corazón.

 

 

RECOMENDACIÓN

Desde aquí proponemos, además de una práctica física de yoga, que ayuda mucho a crear ese estado de coherencia entre el corazón y el cerebro, os animamos a practicar la meditación de la gratitud, u para estimular este órgano cultivando las cualidades del corazón, como el amor, la gratitud, el perdón…, para que así su inteligencia penetre en la inteligencia mental transformándola. En esta meditación se trabaja también la respiración centrada en el corazón que realmente es respirar como si lo hicieras a través del corazón y que ayuda mucho a trabajar esa intuición de la que hemos estado hablando antes.

Además de esto hay una herramienta también muy potente a la que dedicaremos el próximo artículo, se trata de un diario de gratitud, hoy sabemos, gracias a la neurocienci,a que el simple acto de tomarnos unos minutos al día para escribir aquellas cosas por las que nos sentimos agradecidos transforma nuestro cuerpo y nuestra mente, así que bien merece que traigamos a este blog un buen desglose de cómo realizarlo correctamente.

¿AÚN NO TIENES LA GUÍA EN 4 PASOS PARA EXPRESARTE DE
MANERA ASERTIV@?

Consíguela aquí ¡GRATIS!.

Recibe GRATIS la "Guía en 4 pasos para expresarte de manera asertiva".

*Información básica de Protección de Datos. Responsable: Om mind coaching (Isabel Rubio y Ruth Prieto) – Finalidad: Enviar información adicional sobre los contenidos del blog, guías y documentación práctica sobre las actividades de Om Mind Coaching. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas.
Share This