Hoy vamos a hablar de lo que son las emociones, y de la importancia de saber identificar las emociones que sentimos, para poder leer el mensaje que nos trae esa emoción … y es que las emociones son impulsos a actuar, son pasajeras.

Decimos que son pasajeras, esto quiere decir que vienen de manera repentina y que de la misma manera que viene también nos abandonan. Por lo que tenemos que entender que las emociones vienen y van. Puedes sentirte feliz y al momento, sentirte triste.

En varias ocasiones hemos hablado de que las emociones no son ni buenas ni malas son simplemente emociones. Nada más. Por tanto, estar deprimido no te hace peor persona que hace unas semanas, cuando te sentías bien. Y es que, sentirte triste en un momento determinado no significa que no vuelvas a reír.

Con esto queremos decir que, la forma en la que interpretas tus emociones, es lo que realmente te hace sentir el sufrimiento, no las emociones en sí mismas. Si en un momento determinado, has pegado un grito a alguien, la emoción de la ira, que es una emoción básica, puede convertirse en culpa, al darle interpretación a lo que has sentido… al interpretar que has actuado mal…

Las emociones te ayudan a crecer, te ponen en alerta sobre tu estado actual para que hagas algún cambio. Quizás necesitas dejar ir a ciertas personas, incluso dejar tu trabajo o dejar atrás alguna historia que crea sufrimiento en tu vida.

EMOCIÓN VS SENTIMIENTO

En algunas ocasiones las emociones nos dejan a su paso sentimientos… como el resultado de una acción y este sentimiento, viene cuando añadimos cognición a la emoción, es decir cuando le damos una interpretación subjetiva a lo que hemos sentido…

Por tanto, los sentimientos son fruto de las emociones, hay veces que hablamos de emociones y sentimientos como si fueran lo mismo, y no es así, aunque sí que es cierto que están muy conectados entre ellos porque normalmente allí donde haya una emoción también habrá uno o varios sentimientos…

Por tanto, Para que exista sentimiento, es necesario que hayamos añadido cognición a la emoción, es decir que le hayamos puesto un pensamiento, puesto que la emoción es la reacción a un estímulo (si hay truenos… me asusto y corro a buscar refugio)…el cómo interpretamos ese estímulo, esa reacción nos lleva a un sentimiento.

Quizás ante el ejemplo de hay truenos, me asusto y corro a buscar refugio me puede dejar un sentimiento de inquietud, de ansiedad ante lo que para mí significa la tormenta…

EL MENSAJE DE LAS EMOCIONES

Muy brevemente vamos a dar unas pinceladas del mensaje de las 6 emociones básicas, que son el miedo, la tristeza, la ira, el asco, la alegría y la sorpresa…

Y es que, todas las emociones tienen una intención positiva, el miedo nos protege, el miedo nos hace sentir amenazados, en peligro y con ello nos conecta con nuestros recursos. Con lo que podemos hacer, cómo prepararnos, por ejemplo, ante una conversación difícil con un jefe, ante una presentación, ante una decisión… te ayuda, como decimos a prepararte, y a buscar opciones.

 

La tristeza, nos lleva a la introspección, a mirar hacia dentro… es una pérdida en cuanto que algo ya no va a volver, el tiempo pasado, la infancia, una relación, … sentimos que hemos perdido algo importante, y ante ello, necesitamos reconocimiento, saber lo que tenemos para poder así aceptar los cambios, cuidar las cosas importantes y para ello priorizar, saber qué es lo realmente importante.

Cuando nos enfadamos, sentimos que superan nuestros límites, por lo que nos ayuda a establecer límites, a defendernos, a legitimarme, pero ojo… con asertividad, valorando lo que también es para el otro.

El asco nos causa un rechazo, por lo que tenemos la elección de disociarnos, es decir de tomar distancia de lo que no me gusta. No me gusta como me tratas, por lo que me separo y me voy… esto a los niños se lo decimos mucho, ¿no? Si fulanito te trata mal no juegues con él, habla con la profe … pero no te quedes…

La sorpresa viene de la curiosidad, ya sea una sorpresa agradable o desagradable, y nos ayuda a experimentar, a estar abiertos a la vida, es la curiosidad que nos lleva a ir mas allá. Esta es una emoción ambigua, depende del contexto donde se dé.

Y gracias a la alegría, obtenemos algo que valoramos, celebramos los logros, por lo que nos trae gratitud. Además, nos lleva a practicar con más frecuencia esas cosas que nos hacen sentir alegres. Ser agradecidos con lo que tenemos.

 

 

 

Cómo podemos leer el mensaje que nos traen las emociones

Existen algunas herramientas que nos ayudan a entender el mensaje de las emociones:

1.- Lo primero que podemos hacer es “Poner nombre a las emociones” para saber qué sentimos, qué nombre le damos a esa emoción…

2.- Escuchar las sensaciones que experimentas a partir de una emoción. Es decir, si te sientes bien sabes que te encuentras con una emoción agradable y si por el contrario, te encuentras mal la emoción es desagradable.

3.- Dialogar con la emoción. Pregúntate ¿Para qué está aquí?,  ¿A qué quiere que le prestes atención?

4.- Hazte preguntas, como ¿Cuándo fue la última vez que me sentí así? ¿qué me ha hecho sentir así? ¿Qué creencias están en la base de esta emoción? Aquí podemos reflexionar si se trata de una emoción del pasado que está impregnada en mí desde hace tiempo…

5.- Practicar meditación. Sabemos que la meditación nos ayuda a escucharnos, a parar el ruido interno y entendernos mejor.

6.- Y como ayuda, también nos viene bien compartir las emociones. Tener espacios con otras personas para intercambiar experiencias.

La práctica de ser consciente, tiene que ver con que observar nos ayuda a darnos cuenta de que tenemos unos pensamientos, y esos pensamientos nos llevan a una misma emoción, en el cuerpo lo sentimos de una determinada manera, podríamos decir que estamos ante un círculo vicioso: ante un estímulo, tenemos unos pensamientos, unas emociones y unas sensaciones en el cuerpo y ante esto actuamos con un comportamiento determinado…

Si yo tengo “miedo a conducir” ante cualquier situación en la que tenga que coger el coche, mi pensamiento va a ser: “voy a tener un accidente si cojo el coche”, mi emoción será el miedo, este miedo se reflejará en mi cuerpo, en mi respiración, en que estaré alterada y lo que voy a hacer es no coger el coche… con lo cual al final es posible que me deje muchas cosas importantes para mí por hacer por el simple hecho de no coger el coche…

Estos patrones de lo que pienso y siento en ocasiones nos limitan…porque como yo piense me condiciona a como sienta, por lo que si queremos cambiar nuestra forma de sentir, tendremos  que cambiar nuestra forma de pensar.

Ser conscientes de nuestros propio círculo vicioso

Estas preguntas de reflexión, nos ayudan a darnos cuenta y podemos realizarnoslas cuando nos vayamos a acostar, cuando consideremos que ya ha terminado y el día y queramos recoger lo que hemos sentido o vivido.

  • ¿qué cosas suelen enturbiar mi mente en el día a día?
  • ¿qué pensamientos han venido a mi mente?
  • ¿qué emociones he experimentado?
  • ¿qué sensaciones he tenido?
  • ¿cómo me he relacionado con este contenido?

 

Si quieres saber más sobre las emociones y cómo utilizarlas a tu favor contáctanos!!

 

 

 

¿AÚN NO TIENES LA GUÍA EN 4 PASOS PARA EXPRESARTE DE
MANERA ASERTIV@?

Consíguela aquí ¡GRATIS!.

Recibe GRATIS la "Guía en 4 pasos para expresarte de manera asertiva".

*Información básica de Protección de Datos. Responsable: Om mind coaching (Isabel Rubio y Ruth Prieto) – Finalidad: Enviar información adicional sobre los contenidos del blog, guías y documentación práctica sobre las actividades de Om Mind Coaching. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas.
Share This