Hoy vamos a hablar de meditación, en concreto del mindfulness, yara hacer un breve resumen, el mindfulness es la capacidad de llevar la atención al momento presente, es una forma de meditación en la que aprendes a entrenar la mente en el enfoque de la atención, y para ser más concretos el mindfulness según la definición de Jon Kabat Zinn, que fue quien trajo la meditación a occidente, es la conciencia que surge cuando prestas atención al momento presente, de forma intencionada y sin juzgar.

¿Qué significa esto?, significa que cuando miras algo conscientemente de manera deliberada, puedes descubrir muchas cosas que habían pasado desapercibidas para ti, si tengo un boli en mi mano, azul y le presto atención de manera intencionada puedo ver como es el boli, si es de plástico, que forma tiene, si escribo con el puedo ver el trazo… detalles que de otra manera pasarían inadvertido… y sin juzgar, es decir independientemente de si me gusta o no me gusta…

Se trata, pues, de practicar con la atención… y es que, como decimos siempre, la meditación consiste en aprender a entrenar la mente en el enfoque de la atención, como si se tratara de un gimnasio de atención plena, entendiendo que, la meditación es para la mente lo que el ejercicio es para el cuerpo. Esto nos permite ser conscientes de lo que sucede en el momento presente, tanto en nuestro interior como en el exterior.

Mente de principiante

Y hoy en concreto vamos a hablar de una de las actitudes fundamentales para la práctica de mindfulness que es “la mente de principiante”. Todas las actitudes las debemos tener presentes durante la práctica porque todas nos recuerdan el para qué de la práctica, cada una de ellas influye y nos ayuda a ir desarrollando las demás.

Según Jon Kabat Zin son 9 las actitudes, siendo la que vamos a tratar más en profundidad hoy, como hemos dicho “mente de principiante”, el no juicio, aceptación, dejar ir, confianza, paciencia, no esfuerzo, generosidad, y por último gratitud…

Y es que cada una de ellas te lleva a otra, cuando te sientas a meditar es importante tratar de tener una actitud abierta y receptiva.

Jon Kabat Zin dice que sentarte a meditar es un “acto de amor hacía uno mismo”.

Vamos a profundizar entonces, con la mente de principiante… ¿qué significa esto?

La mente de principiante es “ver las cosas como si fuera la primera vez que las ves”, y es que la mente de principiante está vacía, esto significa que está preparada para cualquier cosa, está abierta a todo, a todas las posibilidades… es el tipo de mente que puede ver las cosas tal y como son, como un investigador que observa lo que va aconteciendo en su experimento.

Lo más difícil es conservar siempre la mente del principiante, cuando somos niños es el tipo de mente que poseemos, siempre dispuestos a experimentar y aprender, según nos vamos haciendo adultos tendemos a dar las cosas por hecho y perdemos curiosidad.

Por ejemplo, sales de tu casa hacia el trabajo, y normalmente vas en piloto automático, ¿verdad? Te metes en el coche o vas andando y sin saber como has llegado a tu trabajo… pues vamos a hacer este recorrido con mente de principiante, es decir sales de tu casa y observas todo lo que hay a tu alrededor, te tomas esos minutos de conciencia, en lugar de perderte en pensamientos que te hacen estar en cualquier lugar menos en el camino a tu trabajo, observando por donde pasas, el ruido del ambiente, aplicando curiosidad a lo que está ocurriendo… y eso lo puedes hacer desde que te levantas por la mañana, en lugar de pegar el salto y continuar con la rutina pues te quedas tumbado sintiendo como está tu cuerpo apoyado en la cama, como respiras … se trata de tomarte unos minutos para estar en contacto con tu cuerpo, con tu respiración contigo en general.

Lo ideal sería incorporar el mindfulness en nuestra vida como un hábito,  y para ayudarnos con ese hábito una buena opción es poner alarmas, campanitas de recuerdo… se me ocurre una campana de conciencia… estés donde estés cuando te suene esa campana (tipo alarma) paras, respiras y tomas consciencia de donde estás, lo que estás haciendo….

Luego otra cosa es la práctica más formal del mindfulness que sería tomarte unos 10,15, 20 minutos de meditación, llevando la atención a aquello que te traiga al momento presente, ya sea tu respiración, los sonidos, tu cuerpo…

Aunque te parezca que siempre es lo mismo, o bien porque medites escuchando audios que igual ya te los has aprendido, o porque medites con atención a la respiración, sea lo que sea, la opción que tomes para meditar intenta hacerlo como si fuera la primera vez que meditas, y es que, de hecho siempre es una nueva primera vez, ese día no estás igual que el anterior, estás viviendo este momento presente y este momento presente es diferente a cualquier otro, tú eres diferente… la temperatura, el lugar, todo es distinto…

El Mindfulness nos enseña a abrir los ojos, y esto es un acto muy importante, el Aquí y el ahora… y con esto podemos detener el piloto automático de nuestros actos y pensamientos.

Pero… ¡Tenemos la mente ocupada en tantas cosas! Necesitamos el pasado y también el futuro, porque necesitamos tener recuerdos y proyectos, pero también necesitamos el presente. Pero meditar en plena conciencia no es analizar o juzgar el presente, es probarlo… sentirlo, sentirlo con todo el cuerpo, sin las palabras… puedes seguir recordando el pasado, e incluso planificar el futuro, pero meditar te permite verlos tal y cómo son, ver los recuerdos como recuerdos y ver los planes como planes… y es que tener conciencia de que estás recordando o planificando te ayuda a dejar de ser un esclavo de los viajes mentales en el tiempo y evitas el dolor que te puede producir revivir el pasado o la ansiedad de previvir el futuro.

 

 

 

Resumiendo, se trata de ver las cosas como son, observarlas tal y como son, sin analizarlas… con esta mente de ver las cosas por primera vez…

Es difícil conservar esa mente de principiante, realmente, el verdadero propósito de la mente zen, no es concentrar tu mente en algo… su verdadero propósito es ver las cosas como son y dejar que todo vaya tal como va.

Prueba hacer esto: mente mindfull en la vida cotidiana

Este ejercicio puede convertir tu quehacer mas aburrido en una experiencia meditativa, y esto es el mensaje del mindfulness vivir una existencia mas plena y en calma abrazando el momento presente en lugar de desear que ya haya terminado o pensar en el pasado o futuro.,..

Sería coger una tarea domestica, por ejemplo… ya sea doblar la ropa, regar las plantas, recoger el lavavajillas… lo que sea, y prestar atención a cada paso de la tarea… a los olores, los sonidos, los movimientos que realizas… ¡Seguro que hay cosas en esta tarea que nunca habías sentido ni percibido antes!

Concéntrate en los detalles sensoriales, al olor de las sabanas limpias, al sonido de la secadora, a como cae el agua cuando riegas la planta….

A medida que examinas estas sensaciones que estás descubriendo, a lo mejor empiezas a notar que tus pensamientos son menores, e incluso estás mas calmado que antes de comenzar…

Prueba esta actividad de atención plena con una tarea diaria y ya verás como cambia la perspectiva…

Si quieres comenzar a practicar o continuar con tu práctica Mindfulness con nosotras no dudes en ponerte en contactarnos para poder formar parte en nuestros talleres.

NAMASTE

 

¿AÚN NO TIENES LA GUÍA EN 4 PASOS PARA EXPRESARTE DE
MANERA ASERTIV@?

Consíguela aquí ¡GRATIS!.

Recibe GRATIS la "Guía en 4 pasos para expresarte de manera asertiva".

*Información básica de Protección de Datos. Responsable: Om mind coaching (Isabel Rubio y Ruth Prieto) – Finalidad: Enviar información adicional sobre los contenidos del blog, guías y documentación práctica sobre las actividades de Om Mind Coaching. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas.
Share This