Hoy vamos a hablar de lo que es procrastinar… y es que ¿Cuántas veces habremos dicho… ahora lo hago, mejor mañana, o pasado mañana y así lo vas dejando pasar, aun sabiendo que tienes que hacerlo, pero no ves el momento de enfrentarte a ello, o de hacerlo de una vez… ¿nos suena verdad? pues eso es procrastinar. “Dejar para mañana lo que puedes hacer hoy…”.

Procrastinar es, retrasar las tareas que son importantes y en su lugar ponernos a hacer otras menos importantes, y esto claro, trae unas consecuencias, como es el estrés y ansiedad por no haberlo hecho, el remordimiento y culpa…

A veces relacionamos procrastinar con pereza o con ser una persona vaga, o sentirte vaga…, uno mismo cuando va dejando las tareas y acumulando puede tener esa sensación de ser vago o de mala organización, pero realmente, no significa que no quieras trabajar o que seas algo vago, no… incluso es más bien lo contrario, puedes ser una persona súper trabajadora, que te tiras en tu trabajo muchas horas, que incluso sacas tiempo para estudiar… Y es que, hay muchas maneras de procrastinar, como puede ser navegando por internet, o por nuestras redes sociales de manera automática.

Por tanto, procrastinar no es sinónimo de pereza, sino que está mas relacionado con nuestras emociones, con el miedo al fracaso, con la frustración al buscar la perfección, por la falta de control. O a veces simplemente porque no nos sentimos motivados.

Unas causas de procrastinación son esos miedos a no conseguirlo, o a querer hacerlo perfecto, o no controlarlo…y es que el miedo te puede paralizar, el no saber como empezar.

Al procrastinar, “tenemos miedo a enfrentarnos a una determinada cosa que nos puede resultar muy difícil, o aburrida pero que sabemos que tenemos que hacerla porque es importante… también, procrastinamos por el miedo a tomar decisiones, o por tener un alto nivel de exigencia o incluso baja autoestima… pero claro, si vamos dejando las tareas a un lado pues puede resultar un problema. Imagínate ante un examen, o a redactar un informe, si lo vas retrasando se te echa el tiempo encima, y luego pueden traernos unas consecuencias, como decíamos de estrés, ansiedad, también de culpa…

Pero a veces puede ser porque no nos motiva lo suficiente eso que tenemos que hacer,  Y por eso le vamos dando largas… y es que, la motivación es importante y también saber priorizar, Alfonso Alcántara, es un famoso asesor y conferenciante y dice que la “Motivación no es tener ánimos, es tener motivos”. Motivos para actuar, quizás tengas un examen y no te motive pero si piensas que ese examen te llevará a por ejemplo, conseguir la oposición que quieres, ahí tienes el motivo para estudiar… porque sino acabas en el circulo vicioso de frustración, ansiedad y esa ansiedad te lleva a postergarlo aún mas.

Por tanto, es importante “Decidir y actuar”.

Decidir que quieres hacer o que tienes qué hacer y actuar, ir a por ello, Independientemente de si estás motivado para ello o no…

Cómo dejar de procrastinar

Lo primero de todo es darte cuenta de que estás dejando de lado ciertas tareas, reconocerlo y así podemos ver que está sucediendo, el por qué no las hacemos…

Cuando eres consciente de qué está sucediendo puedes actuar, y desde ahí puedes tomar las medidas para solucionarlo, puedes pensar, por ejemplo, en como te sentirás cuando te hayas quitado esa tarea que te cuesta, y ver también las consecuencias de no realizarlo… si tengo que entregar, por ejemplo, un trabajo a final de semana y no acabo de empezar a realizarlo, me puedo imaginar que las consecuencias de no entregarlo van a ser negativas para mi….

Por tanto, Nos pueden ayudar preguntas como:

  • ¿Qué es aquello que tienes que hacer que no estás haciendo? En el caso que acabamos de decir del trabajo, pues sería el tener que presentar un informe a final de la semana, y aun sabiendo que estamos a martes no he empezado a realizarlo….
  • ¿Cuál sería el primer paso de acción que deberías dar? Lo primero que debería hacer sería organizar como quiero hacer el trabajo, que datos quiero incorporar…
  • ¿Qué decisión debes tomar para actuar? A lo mejor la decisión que tengo que tomar es hacer un planing para ver en que momento puedo dedicarme a crear ese trabajo.
  • ¿Cuándo vas a comenzar? voy a comenzar esta tarde cuando reorganice la agenda de la semana…

Es bueno organizarnos, ponernos fechas, establecer un horario y no ponernos excusas que justifiquen ese retraso…  es importante evitar también las distracciones, y es que ahora hay muchas… también ayuda el dividir la tarea en partes , haciendo incluso una lista de tareas para hacerlas mas llevaderas….

 

Fases de la procrastinación

Cuando procrastinamos, solemos pasar por cuatro fases:

  • La falta de ganas por realizar la tarea, la falta de motivación,
  • La distracción de otros medios, ya sean por (peliculas, internet, redes sociales,…), si no tenemos ganas es fácil perderse con cualquier distracción
  • La justificación, pasa por ponernos excusas y justificarlas, por ejemplo es muy típico del procrastinador frases como “trabajo mejor bajo presión” o hoy no he tenido tiempo mejor mañana… y mañana se convierte en pasado mañana…
  • La sensación de culpa precisamente por esa falta de disciplina, de pensar que ha pasado otro día más que no lo he hecho….

Y hay un dato curioso y es que la procrastinación es adictiva, porque, al elegir una actividad placentera como ver la tele, jugar, mirar el móvil… actividades que a corto plazo nos gustan, frente a actividades que no nos gustan como estudiar, redactar ese informe, comer sano, hacer las tareas domesticas… entonces, cuando eliges esa actividad placentera lo que ocurre es que el cerebro recibe chutes de dopamina, que como sabemos es la hormona del placer… y eso crea adición, por tanto cuanto más retrasas tus tareas importante, más fácil es que las sigas retrasando.. y esto a nos ocurre a muchos, de querer o tener que hacer algo y coger el móvil y abril la app del whasapp y ver estados, o ver Instagram… y cuando me quiero dar cuenta han pasado 30 minutos….

Cuento sobre la procrastinación: El barquero

«En la orilla de un río había un barquero que se dedicaba a pasar personas de un lado al otro, era el único que había en muchos kilómetros, por eso siempre estaba muy solicitado. Un día una pareja de granjeros se acercó al barquero y le pidieron para cruzar, ya que tenían que vender una oveja en el mercado de la ciudad. El barquero los subió y ellos vieron como entraba algo de agua en el bote, mientras remaba el barquero les dijo que no se preocuparan, que eso había pasado siempre y que algún día lo arreglaría. Los dejó en la otra orilla y le pagaron.

Otro día una bella muchacha le pidió al barquero que le llevara  a la otra orilla y el accedió con gusto. Mientras él entonaba una canción a la vez que remaba la joven se percató que los remos estaban en muy mal estado y ella se le advirtió, pero el barquero le dijo que no se preocupara, que ya los arreglaría en su momento, ahora podían seguir así. La muchacha llegó a la otra orilla y le pagó.

En un día algo gris y que el rio subía algo crecido un noble de la provincia se acercó al barquero y le pidió de sus servicios, aun con el mal tiempo el barquero aceptó. Ambos se subieron en la barca y comenzaron a cruzar, el río estaba muy revuelto, entraba mucha agua en el bote y uno de los remos se partió. La barca comenzó a dar tumbos sin control y acabó chocando contra unas piedras del río. Ambos cayeron al agua y el barquero como pudo llego a la orilla, pero el noble al no saber nadar se ahogó.

Al cabo de unos días unos guardias se presentaron en la casa del barquero, tocaron con fuerza la puerta y él abrió sorprendido. Los guardias le enseñaron una orden del rey en la que se le acusaba de negligencia y asesinato de un noble. El barquero no creía lo que escuchaba y no quería ir con los guardias, pero acabó yendo por la fuerza. En el juicio los granjeros y la muchacha hicieron de testigos dando su testimonio de que la barca estaba deteriorada. Tras aquello el rey dictó sentencia y el barquero fue condenado a muerte, colgado de una soga en la plaza central»

Moraleja: No dejes las cosas para el mañana, porque nunca sabes cuándo pueden cambiar las circunstancias y puedas necesitar de aquello que llevas tanto tiempo posponiendo.

 

 

¿AÚN NO TIENES LA GUÍA EN 4 PASOS PARA EXPRESARTE DE
MANERA ASERTIV@?

Consíguela aquí ¡GRATIS!.

Recibe GRATIS la "Guía en 4 pasos para expresarte de manera asertiva".

*Información básica de Protección de Datos. Responsable: Om mind coaching (Isabel Rubio y Ruth Prieto) – Finalidad: Enviar información adicional sobre los contenidos del blog, guías y documentación práctica sobre las actividades de Om Mind Coaching. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas.
Share This