“EL TRABAJO” DE BYRON KATIE

En esta ocasión en el espacio de Cuerpo, Mente y Emociones vamos a hablar de nuevo de creencias, pero esta vez desde la perspectiva de “El Trabajo” de Byron Katie y lo utilizaremos para cuestionarnos creencias que tenemos acerca de los demás.

BYRON KATIE Y LA CAUSA DEL SUFRIMIENTO

Byron Kathleen Mitchell es una señora estadounidense, es autora y conferenciante y lo que hace es enseñar un novedoso método que ha creado ella misma, de empoderamiento personal que se conoce con el nombre de “The work”, “El trabajo”. Lo que hace con este método es identificar las fuentes de sufrimiento y cuestionarlas sin importar la edad ni la condición educativa de la persona. Y ella ha presentado “EL Trabajo” a millones de personas alrededor del mundo en eventos públicos, en corporaciones, universidades, escuelas, iglesias, prisiones incluso hospitales.

Esta mujer sufrió durante 10 años una depresión muy, muy severa, tanto que estuvo dos años sin ni siquiera  poder salir de su habitación, y tal y como ella lo cuenta, una mañana de repente, cuando estaba en lo más profundo de la desesperación, tuvo una revelación que transformó su vida.

Esa mañana Byron se dio cuenta de que cuando creía sus pensamientos sufría y que cuando no creía estos pensamientos no sufría, lo que había estado causando su depresión no era el mundo en el que vivía sino lo que ella creía acerca del mundo en el que vivía, así fue como ella entendió que los pensamientos idealistas y las expectativas de vivir una realidad diferente es lo que le hacía sufrir, en otras palabras:  no te hace sufrir lo que te pasa, sino lo que tú crees acerca de lo que te pasa, cuando creemos en nuestros pensamientos, cuando nos decimos a nosotros mismos una historia, sufrimos. Cuando no hay historia, no sufrimos.

Dicho de otra manera: únicamente sufrimos cuando creemos un pensamiento que no está de acuerdo con lo que es, querer que la realidad sea diferente de lo que es, es igual que intentar enseñar a un gato a ladrar.

Una de las premisas del “El Trabajo” es que lo que piensas que no debería haber sucedido, sí debería haber sucedido, porque así fue y ningún pensamiento en el mundo puede cambiarlo, pero eso no significa ni que lo justifiques ni que lo apruebes, sólo significa que eres capaz de ver las cosas sin resistencia y sin la confusión de tu lucha interior.

Nadie quiere que haya pandemia, nadie quiere enfermar, pero… ¿de verdad te ayuda discutir mentalmente con la situación? Sabemos que no tiene sentido y, sin embargo, lo hacemos porque no sabemos cómo dejar de hacerlo…y es que realmente los pensamientos, no son perjudiciales, lo que nos hace daño es el que nos apeguemos a ellos como si fueran verdad: si tú te montas la historia entrando en un bucle de negatividad de: nunca se va a terminar esto de la pandemia, es que si me echan qué voy a hacer y si mis hijos tienen que estar en casa…. adelantándonos a un futuro que aún no ha sucedido, pues realmente sufres por algo qué tú misma te estás montando en tu cabeza y aún no se ha hecho realidad.

CÓMO HACER EL TRABAJO DE BYRON KATIE

Solemos buscar fuera excusas y soluciones a nuestros problemas…si pasara esto o lo otro, si fulanito o menganita fueran de esta o de esta manera…. yo estaría mejor…… y no nos damos cuenta de que desde dentro de nosotros es desde donde podemos sentir un cambio, en función de lo que pensamos para poder sentir y actuar de manera diferente.

Para ayudarnos a cuestionar los pensamientos que nos arrastran la clave está en hacerte las preguntas adecuadas (que es precisamente lo que trabajamos en los procesos de coaching), aparecen las respuestas que necesitas para cambiar, y en este espacio  hoy  explicamos cómo aplicar “el Trabajo” de Byron Katie, por ejemplo,  ahora con estos rebrotes de la pandemia de nuevo, podemos estar más irascibles y susceptibles con las personas que tenemos cerca, así que, pueden surgir tiranteces que se pueden solventar fácilmente llevando a cabo “el Trabajo”, eso sí, teniendo en cuenta que desde dentro de nosotros es desde donde surge el sufrimiento o la felicidad, todo depende de lo que pensemos acerca de las situaciones que surgen en nuestra vida.

APLICACIÓN PRÁCTICA:

Primero, cierra los ojos y deja que llegue a tu mente una situación estresante y dirige el juicio o la acusación al otro, por ejemplo: la situación puede ser que con todo esto de la pandemia tú estés más preocupada de lo habitual y no sientas el apoyo, por ejemplo, de tu pareja, entonces la afirmación que te ronde la cabeza puede ser: “Fernando no me escucha”.

Con esta afirmación presente lo que vamos a hacer ahora es indagar haciéndonos 4 preguntas y tres inversiones, luego explicaremos qué son esto de la inversión:

PREGUNTAS:

  • Primera pregunta: “esa afirmación ¿es verdad?” Y de inicio normalmente diremos que sí, “¡claro que Fernando no me escucha!”, porque en muchos casos la afirmación parece ser verdad, vaya si lo parece! Y es que como hablábamos en el programa que dedicamos a las creencias, tus conceptos nacen de una vida entera de creencias sin indagar, así que vamos un poco más allá a por la segunda pregunta, ahora bien, si la respuesta es “no” podemos pasar directamente a la tercera pregunta.

 

  • Segunda pregunta: ¿puedes saber que es verdad con absoluta certeza? Y aquí ya puede surgir la duda… ¿con absoluta certeza??, El Trabajo consiste en descubrir lo que es verdad en lo más profundo de ti mismo, ahora estás escuchando para oír tu respuesta, no la de otras personas, ni nada que te hayan enseñado. Esto puede resultar un poco perturbador al principio porque estás entrando en lo desconocido, es importante, pues, que a medida que continúes sumergiéndote cada vez más profundamente, te rindas por completo a la experiencia… “Pues quizá Fernando sí me escuche a su manera…”

 

  • Tercera pregunta: ¿cómo reaccionas, qué sucede, cuando crees en ese pensamiento? Aquí empezamos a observar la causa y el efecto internos, qué pasa en mí cuando creo esa afirmación…en el caso de nuestro ejemplo, puede ser que te sientas enfadada, o triste porque Fernando no te escucha, e incluso tener miedo a que la relación se acabe por pensar así…incluso lo que puede aparecer son imágenes mentales para comprobar que ese pensamiento es verdad, te haces tu propia película.

 

  • Cuarta pregunta: ¿quién serías tú sin ese pensamiento? O ¿cómo serías tú sin ese pensamiento?: imagínate en presencia de esa persona sobre la que has escrito la afirmación mientras esa persona está haciendo lo que tú crees que no debería hacer, cierra los ojos e imagina quién serías tú si no fueses ni siquiera capaz de tener ese pensamiento, ¿de qué manera cambiaría tu vida en la misma situación sin ese pensamiento? ¿cómo te sientes respecto a esa persona sin tu historia? ¿qué prefieres: con o sin tu historia? ¿qué resulta más amable? ¿qué te trae más paz?

 

INVERSIONES

El siguiente paso es invertir el pensamiento, esto es, cuando hablamos de inversión se trata de buscar los opuestos a la afirmación original a: por un lado a uno mismo, luego al otro y por último, al opuesto:

Primero, A UNO MISMO donde está puesto el nombre de la otra persona pones el tuyo: en este caso en vez de “Fernando no me escucha” pondríamos: “yo no me escucho” y con esta nueva afirmación encuentra al menos tres ejemplos que demuestren que es tan o más verdad que la afirmación original, por ejemplo: yo no me escucho cuando me duele la cabeza, no me escucho cuando sé que es mejor comer ensalada en vez de hamburguesa o no me escucho cuando en vez de parar sigo con un ritmo frenético….

Vamos con la inversión AL OTRO: de “Fernando no me escucha” a “yo no escucho a Fernando” y de nuevo encuentra tres ejemplos que demuestren esta afirmación: por ejemplo: cuando me habla de videojuegos no le escucho y otras dos, las que sean….

Y ahora lo invertimos AL OPUESTO: “Fernando sí me escucha” volvemos a buscar al menos tres ejemplos que lo demuestren: Fernando me escucha cuando le pido ayuda

Y así es como encuentras alternativas que pueden traerte paz y empatía para comprender la situación desde otro punto de vista distinto. Es cierto que no todas las afirmaciones tienen tres inversiones y algunas tienen más de tres incluso puede que algunas inversiones no tengan ningún sentido para ti, en este caso no hay que tratar de forzarse a hacerlas.

Realmente este ejercicio ayuda un montón a darte otra perspectiva de las cosas y situaciones que pasan en tu vida, a comprenderte a ti mismo y como decíamos antes, te evita sufrimientos que nos provocamos nosotros mismos, al creer que los pensamientos que tenemos son los válidos.

Recomendación: libro de Byron Katie que te ayuda a profundizar en “el Trabajo”: AMAR LO QUE ES

 

 

 

¿AÚN NO TIENES LA GUÍA EN 4 PASOS PARA EXPRESARTE DE
MANERA ASERTIV@?

Consíguela aquí ¡GRATIS!.

Recibe GRATIS la "Guía en 4 pasos para expresarte de manera asertiva".

*Información básica de Protección de Datos. Responsable: Om mind coaching (Isabel Rubio y Ruth Prieto) – Finalidad: Enviar información adicional sobre los contenidos del blog, guías y documentación práctica sobre las actividades de Om Mind Coaching. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas.
Share This