INTRODUCCIÓN AL MINDFULNESS

En esta ocasión hablamos del Mindfulness para desmitificar esa idea preconcebida que muchos tenemos de que meditar es dejar la mente en blanco….nada más lejos de la realidad! tenemos esa idea porque la imagen que a todos se nos viene a la cabeza cuando pensamos en meditación es a un yogui o un buda con las piernas cruzadas en posición de meditación e impasible, como si realmente no pensara en nada. Esto es imposible, ya que se ha demostrado que a nuestra mente llegan cada día más de 50.000 pensamientos en los que el 90% son repetitivos e inútiles, por lo tanto cuando te paras a meditar, a tu mente van a llegar un montón de pensamientos, de lo que se trata es de no dejarse arrastrar por ellos, de convertirte en el observador que los ve pero no se involucra en ellos, viviendo así el momento presente.

Así que para entrenar la mente y no dejarnos llevar por lo que pensamos, que es lo que nos puede llevar al pasado o al futuro, tenemos un ancla perfecta: nuestra respiración, ésta siempre sucede en el presente, de hecho para conectar con nuestro presente se suele iniciar cualquier meditación llevando la atención a la respiración y desde ahí poder ser ese observador de lo que sucede, sin juzgar y así, a base de práctica, se ha comprobado que tras 8 semanas de meditación incluso se producen cambios estructurales en  el cerebro. Es como hacer gimnasia mental, lo que consigues es, con la práctica, una conexión muy estrecha contigo mismo, con tu cuerpo, con tu mente y tus emociones de tal forma que lo que haces, piensas y sientes están alineados con lo que tú realmente quieres.

¿QUÉ ES  Y QUÉ NO ES MINDFULNESS?

El mindfuless es el término occidentalizado de la meditación budista de más de 2.500 años, aunque es cierto que quien más contribución ha hecho en occiente es Jon Kabat Zin, el padre de lo que se conoce como MBSR, mindfulness para la gestión del estrés,  que es una de las áreas sobre las que más estudios se han hecho y más aplicaciones suele tener el mindulness.

Jon Kabat Zin lo definió como “la conciencia que surge cuando prestamos atención deliberada a algo, en el momento presente y sin juzgar”, es decir Mindulness NO ES relajación, evasión de la realidad, concentración o esfuerzo.

Ejemplo de actitud Mindfulness:

Imagina que tienes un bolígrafo entre las manos y estás tomando notas, la actitud MF sería prestar atención de manera deliberada, de manera voluntaria,  al momento presente, fijándote en cómo se desliza la tinta sobre el papel, si desprende algún olor característico, cómo sientes el bolígrafo entre tus dedos, el contacto del papel con tu mano….sin, como decíamos antes, ese juicio de me gusta o no me gusta, sino con un espíritu más de investigación, exploración, curioso…..sería como descubrir la experiencia desde ese observador….hay miles de cosas que pasamos por alto cuando vamos en automático y que, cuando entrenas tu mente para vivir el momento presente, puedes permitirte percibir cada momento con todos tus sentidos, una manera de vivir más consciente y más atenta.

Podríamos decir que la actitud MF me ayuda a darme cuenta lo antes posible, de que me he ido tras un pensamiento, emoción, digamos estímulo. Y así consigues desarrollar la habilidad de traer la atención exactamente a donde tú quieres, de tal manera que consigues eliminar las distracciones.

VIVIR EN PILOTO AUTOMÁTICO

Para entender lo que es el piloto automático un l ejemplo muy claro es quizá este en el que algunas veces vas conduciendo hacia tu casa del trabajo y cuando te quieres dar cuenta ya has llegado a tu destino y no te has dado ni cuenta del camino que has seguido, porque ibas pensando en el pasado: lo que te ha pasado en la oficina o en el futuro: lo que tienes que hacer al llegar, o incluso en la lista de la compra….vas conduciendo sin ser consciente de que lo estás haciendo.

Realmente el proceso de meditación consiste en reconocer las distracciones mentales y volver a centrarse, una y otra vez, en el punto de atención con amabilidad y firmeza. Cuando entrenas esto consigues que  en tu día a día  te resulte  mucho más sencillo sorprenderte divagando y en ese momento es cuando eres el piloto de tus pensamientos  y puedes elegir volver al foco de atención que desees.

Relato sobre elegir dónde dirigir la atención:

 No pienses en monos

Un aspirante espiritual querría hacer un retiro de meditación, pero no sabía que técnica utilizar.

Se dirigió a un maestro y le decía:

– Maestro, te estaría sumamente agradecido si pudieras recomendarme una técnica de meditación, ya que he planeado estar varias semanas en el bosque para hacer un retiro de meditación.

El maestro dijo:

– ¡Excelente! En el bosque encontrarás la paz necesaria para meditar, aunque sabes muy bien que la paz hay que hacerla luego en la propia mente. No te voy a dar ninguna técnica especial para meditar, podrás pensar en lo que quieras exepto en monos. Toma buena nota: no pienses en monos.

Tras agradecer al maestro su instrucción, el aspirante partió hacia el bosque.

Se dijo:

– Desde luego que es bien fácil el método que me ha proporcionado el maestro. No tendré el menor inconveniente, pues anda que no hay cosas en las que poder pensar excepto en monos.

El aspirante se estableció en un recoleto y reconfortante lugar en la frondosidad del bosque, para estar en paz. Estuvo allí varias semanas y luego volvió junto al maestro.

 El maestro saludo cariñosamente al aspirante y enseguida le preguntó:

– ¿Que tal ha ido tu retiro de meditación?

 – No he logrado pensar en nada que no fueran monos. Una y otra vez los monos venián a mi mente. Día y noche los monos estaban en mi escenario mental.

Y es que… así es nuestra mente, una y otra vez vienen los mismos pensamientos y cuanto más te resistes a ellos vuelven con más fuerza, realmente la clave a la hora de meditar no es quitar esos monos de la cabeza, que sin duda estarán ahí, la clave es darse cuenta de que los monos vuelven a estar ahí, y volver a centrarte en tu foco, en la respiración o el ancla que hayas elegido. 

Meditación formal e informal 

Es importante entender que hay dos formas fundamentales de meditación, una sería  la práctica formal que consiste en establecer, programar,  un momento para meditar  y aquí va el cuándo y el dónde es mejor meditar, generalmente nada más levantarse dedicarse 5-10 minutos en un lugar tranquillo alejado de distracciones, a una práctica formal en la que coges tu postura de meditación y te centras en tu respiración,  es muy efectivo, pero si esto no es posible se puede hacer en cualquier momento del día pero es muy importante que sea un hábito y siempre se realice a la misma hora. Y la otra forma de meditación es la práctica informal, se busca una tarea cotidiana, como puede ser lavarte los dientes, durante una semana, en la que vas a prestar toda tu atención a vivir la experiencia de lavarte los dientes: la textura, el sabor de la pasta, la presión que haces en los dientes al frotar, el tacto del cepillo….llevando tu atención a todo lo que sucede en ese momento que normalmente lo hacemos acompañado en la mente de la conversación con  tu jefe, o de la planificación del día, o de lo que quieres decirle al profe del niño antes de dejarle en el cole….cualquier cosa menos lavarte los dientes.

Recomendamos, sobre todo al principio, utilizar meditaciones guiadas para ir entendiendo cómo hacer la meditación, nosotras en nuestro canal de youtube de OM Mind Coaching tenemos una en concreto que se llama: “aprende a meditar” y que es muy útil para empezar e incluso para meditadores habituales, ya  que sirve de guía para que la atención se pueda ir centrando al escuchar la voz del audio.

Eso por un lado y por otro la invitación de hoy  a los oyentes a registrar en un cuaderno qué cosas van descubriendo cada día por un lado con la meditación formal y por otro con la meditación informal, esa que hablábamos de elegir un gesto cotidiano de cada día, por ejemplo durante una semana el momento de la ducha, durante otra el lavarse los dientes, la siguiente el tomarse el café de la mañana…

“Sin meditación somos como un ciego en un mundo de una enorme belleza, lleno de luces y de colores” Krishnamurti, filósofo y orador hindú.

 

 

 

 

 

 

 

¿AÚN NO TIENES LA GUÍA EN 4 PASOS PARA EXPRESARTE DE
MANERA ASERTIV@?

Consíguela aquí ¡GRATIS!.

Recibe GRATIS la "Guía en 4 pasos para expresarte de manera asertiva".

*Información básica de Protección de Datos. Responsable: Om mind coaching (Isabel Rubio y Ruth Prieto) – Finalidad: Enviar información adicional sobre los contenidos del blog, guías y documentación práctica sobre las actividades de Om Mind Coaching. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas.
Share This