En el espacio de hoy hablamos del yoga, que es un tema un poco complicado de explicar si no se realiza, puesto que cuando lo practicas es cuando lo sientes… pero vamos a intentar transmitir lo que el yoga aporta a nuestra mente y a nuestro cuerpo, los beneficios, y en próximos programas podremos explicar los tipos de yoga, la historia de las asanas, mitología y cosas curiosas.

Ahora está de moda subir imágenes a las redes sociales, fotos para inspirar a la gente, fotos de personas famosas haciendo yoga en la playa o fotos de gente haciendo una postura de yoga que cuanto más avanzada e imposible sea de hacer por la mayor parte de la población sana y atlética del planeta, mejor.

Seguro que además habéis pensado… ¡esto es imposible que yo lo haga! ¿Cómo voy a ir a probar una clase si no soy capaz de flexionarme y llegar a los pies con las manos?

Vamos a arrojar algo de luz …

YOGA

Yoga es una palabra muy grande, muy amplia y ésta abarca mucho… Yoga significa unión, en sánscrito unión mente, cuerpo y espíritu.

El Yoga se originó en la India, y es una tradicional disciplina física y mental. La palabra se asocia con prácticas de meditación en el hinduismo, el budismo y el jainismo. Pero es realmente en Occidente cuando empieza a obtener gran fama, de hecho, la escuela más antigua está en California.

Se trata de un ejercicio milenario que combina la atención al cuerpo a través de movimientos intensos pero suaves y la atención a la mente, ya que activa la respiración y nos ayuda a enfocar la atención.

Esto significa que el yoga de hoy tiene sus orígenes hindúes pero a la hora de enseñar tiene mucha influencia Occidental.

Primero decir que el yoga se compone de asanas (que es como se llaman las  posturas), de hecho todos los nombres en sánscrito de las posturas de yoga terminan con ese sufijo: asana: vrksasana por ejemplo que es la postura del árbol, bhujangasana que es la postura de la cobra…etc, relajación, meditación, respiración, interiorización, concentración, consciencia… Además de un ejercicio, para muchos, es una forma de vida que ayuda a crear salud y bienestar, construyendo conciencia, fuerza y flexibilidad tanto en la mente como en el cuerpo, el bienestar, la paz interior, e implica un estilo de vida saludable, pasando por una alimentación adecuada y unos valores y principios de vida éticos y morales, por ejemplo: AHIMSA (no violencia) SATIA (no mentir) ASTEYA (no robar) ….

BENEFICIOS FÍSICOS

El yoga mejora la postura, mejora de la fuerza, mejora de la flexibilidad y aumento de nuestra conciencia corporal (Durante toda la sesión nos recuerdan que respiremos bien, que mantengamos extendida la columna… por lo que empezamos a desarrollar una mayor conciencia de nuestras percepciones físicas e incluso empezamos a ver las diferencias entre un lado y el otro).

Esta nueva información que surge de nosotros comienza a despertar la mente y a que ésta se fije en cómo se sitúa nuestro cuerpo en el espacio, nos volvemos más conscientes de la postura y empezamos a modificar la posición para conseguir la alineación ideal, no sólo en la colchoneta/esterilla de yoga, sino también en la vida diaria: es decir, ayuda en la corrección postural y si normalmente solemos estar encogidos, cuando comienzas a practicar yoga te vas dando cuenta de que te cuesta cada vez menos mantener una postura saludable en lugar de ese patrón que tenemos de irnos encogiendo

Activa la respiración., y con ello. Las asanas, combinadas con una respiración adecuada, mejoran la circulación sanguínea, lo que incide positivamente en el cerebro, órganos vitales y extremidades. Respirar de manera profunda y a un ritmo pausado equilibra el sistema nervioso, ralentiza el ritmo cardiaco y relaja los músculos. Traducido, nos sentimos más tranquilos y relajados para poder desde ahí tomar mejores decisiones

Refuerza el sistema inmunológico, El yoga ayuda a reducir el nivel de cortisol, (la hormona relacionada con el estrés) en este ritmo frenético de vida que llevamos solemos estresarnos y más ahora con esta situación de pandemia que hace que el miedo a la incertidumbre nos aceche y nos genere también cortisol y lo que sucede es que unos niveles altos de cortisol en sangre provocan cambios en el sistema inmunológico debilitándolo. Entonces, cuando practicamos yoga, al incidir directamente en esta hormona, hace que tengamos a ralla el nivel de cortisol y con ello que mantengamos fuerte nuestro sistema inmune.

BENEFICIOS MENTALES

Ayuda a armonizar y equilibrar nuestra mente a través del cuerpo. Hoy sabemos que lo que pasa en el cuerpo, pasa en la mente, por lo que un cuerpo abierto amplía la apertura mental, dando espacio en el cuerpo das espacio a la mente.

Es increíble cómo desde el cuerpo, cambia la mente: cambia la manera de sentir, percibir e incluso de razonar, y esto es real, nosotras mismas lo vivimos, en ocasiones cuando nos sentimos bloqueadas hacemos algo de yoga y así cuando volvemos a la tarea que teníamos atascada nos resulta mucho más fácil de resolver.

Ayuda a Eliminar ideas negativas Ya que te da un mayor enfoque en la atención resultándote más fácil, desde ese equilibrio que hablábamos antes, dirigir tu atención a aquello que te resulta útil

Poco a poco vas aprendiendo a escuchar tu cuerpo y cómo se relaciona el estado de tu cuerpo con tu vida en el momento actual

¿TODO EL MUNDO PUEDE HACER YOGA?

Por supuesto, pero es necesario adaptar el yoga a nuestro cuerpo.

Tenemos que tener en cuenta que NO TODOS LOS CUERPOS SON IGUALES, que tenemos lesiones, dolencias o simplemente hay días en que el cuerpo te pide mimos, cuidados, por lo que hay que respetar nuestros límites, escucharlo y tenerlo muy en cuenta.

Compresión y proporción

Y además es que físicamente, cuando decimos que no todos los cuerpos son iguales, hay que tener en cuenta que cada cuerpo tiene una capacidad de compresión diferente, esto es, el límite que tienen algunas de nuestras articulaciones, es decir, cuando choca un hueso contra otro, no es el mismo rango de movimiento de una persona a otra, por lo tanto, sí que se puede ampliar con la práctica pero hay un límite que hay que respetar…y otra cosa muy importante a tener en cuenta a la hora de valorar si estoy haciendo bien una postura es tener en cuenta la proporción de nuestro cuerpo, hay personas con unos brazos muy largos que aunque tengan poca flexión en el tronco llegarán a tocarse los pies mucho mejor que alguien que tiene los brazos más cortos, imagina: alguien con brazos cortos y piernas largas….va a ser mucho más difícil tocarse los pies con las manos….. y el que no llegue a tocarse los pies no significa en absoluto que esté haciendo mal una postura, lo importante es la alineación de la postura, no si se llega muy lejos o te quedas más cerca.

Por lo tanto, tanto la compresión como la proporción son naturales y a veces facilitan o dificultan la postura, pero todo tiene solución!  por eso nosotras en OM Mind Coaching, siempre trabajamos con adaptaciones anatómicas, entendiendo que cada cuerpo es diferente y quizás con una simple ayuda de un cinturón de yoga, un taco o una manta se puede facilitar el trabajo del alumno para que saque el mayor partido a su práctica y pueda beneficiarse de todas sus bondades.

QUÉ NECESITAMOS PARA PRACTICAR YOGA

 Lo primero Tener ganas!!!  Querer beneficiarnos de todo lo que hemos contado tanto de sus beneficios físicos como mentales y luego…. simplemente ropa cómoda, y tener una esterilla. Si se necesitan adaptar las posturas, sería bueno tener a mano, algún cinturón, cojines un taco que se puede sustituir con alguna manta… y buscar ese espacio íntimo y tranquilo si se hace en casa, y en el caso de ir a una sala regalarse ese momento y disfrutarlo.

EJERCICIO SENCILLO DE ESTIRAMIENTO

Con esta situación actual de incertidumbre en la que no sabemos si nos confinan si no…o qué va a pasar, genera mucha tensión adicional, así que hoy os recomendamos un ejercicio sencillo de estiramiento para relajar la zona alta de la espalda y el cuello que tanto se suele sobrecargar cuando hay tensión.

Os vamos a dar las pautas de cómo hacerlo y luego para que sea más efectivo os recomendamos realizar al menos 5 repeticiones de cada ejercicio.

Para ello nos ponemos de pie, equilibrando el peso del cuerpo en las dos plantas de los pies, vamos a hacer una rotación de los hombros hacia delante:  así que inspiramos subimos los hombros, espiramos y rotamos hacia delante, y ahora, en la siguiente inspiración subimos los hombros y al espirar rotamos los hombros hacia atrás

Desde ahí entrelaza las manos por delante y con los brazos estirados inspira y  elevas por encima de la cabeza las manos, vigila que los hombros no se peguen a las orejas y cono la siguiente espiración baja los brazos.

Ahora entrelaza las manos por detrás, inhala y sube los brazos hacia atrás y hacia arriba sintiendo el estiramiento en la zona del cuello y cómo se abre el pecho, permaneces ahí unos instantes y en la siguiente exhalación bajas los brazos.

Repite cada ejercicio al menos 5 veces para que puedas sentir los beneficios en tu cuerpo.

NAMASTE

 

 

 

 

¿AÚN NO TIENES LA GUÍA EN 4 PASOS PARA EXPRESARTE DE
MANERA ASERTIV@?

Consíguela aquí ¡GRATIS!.

Recibe GRATIS la "Guía en 4 pasos para expresarte de manera asertiva".

*Información básica de Protección de Datos. Responsable: Om mind coaching (Isabel Rubio y Ruth Prieto) – Finalidad: Enviar información adicional sobre los contenidos del blog, guías y documentación práctica sobre las actividades de Om Mind Coaching. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas.
Share This