Hoy os proponemos incluir en la práctica de vuestra rutina de yoga la postura del camello: Ustrasana. Esta asana aporta fuerza, serenidad, armonía y conexión interior. Se trata de una extensión de columna hacia atrás en la que trabajas a nivel físico toda la espalda pero además a nivel mental ayuda a liberar tensiones y bloqueos y a regular el nivel energético, activando todos los centros de energía del cuerpo (chakras).

En el mundo del yoga hay un gran paralelismo entre la travesía que hace un camello por el desierto y el viaje de la vida. Las andanzas que el camello realiza están relacionadas con las distintas situaciones que pueden pasar las personas durante sus vidas. Los camellos representan a los humanos: ninguno de los dos están libres de adversidades, peligros, enfermedades y sufrimiento, igualmente, las jorobas de los camellos representan los problemas que cargan las personas a su espalda.

Otra simbología del camello tiene que ver con cómo los camellos asisten a las personas que se pierden en el desierto, los camellos, con perseverancia y gran capacidad de adaptación, las ayudan a encontrar el camino y las protegen de los elementos y el desierto. Asimismo, si nos topamos con huellas de camellos en el desierto, es posible encontrar la salida del mismo, o el camino que estábamos buscando, si las seguimos.

Cuando realizamos extensiones de columna estamos favoreciendo la apertura tanto física como emocional:

Nivel físico:

  • Ayuda a abrir el pecho y los hombros, fortaleciendo los músculos de la espalda y glúteos, promoviendo un estiramiento de la columna vertebral. Todo ello repercute en la corrección postural
  • Estira todo el cuerpo, muslos, ingles y tobillos
  • Aumenta la capacidad pulmonar: favoreciendo una respiración profunda permitiendo llenar plenamente los pulmones de oxígeno
  • Estimula los órganos del abdomen y cuello: ayudando en el tránsito intestinal, estimulando, a su vez, la glándula tiroides y fortaleciendo el sistema inmune.
  • Mejora la circulación. Un aumento en la irrigación de sangre a la cara  rejuvenece la piel, mientras que para el resto del cuerpo significa una desintoxicación.

Nivel emocional:

  • Ayuda a controlar el estrés y la ansiedad. Cuando abrimos nuestro cuerpo la mente también se abre, y al liberar las tensiones en los hombros, espalda y cuello, si tu mente se siente invadida por bloqueos o creencias limitantes, se aclara y te permite resolver los problemas con otras personas o tus propios conflictos internos.
  • Es una postura donde trabajas la valentía, la fuerza de voluntad, y desde ahí, lo que tiene que ver con el poder y la fuerza interior.
  • Al tratarse de una extensión hacia atrás implica un cambio de perspectiva, lo que se traduce en una mayor capacidad para ver el mundo desde otro punto de vista. Mejorando así, nuestras habilidades para resolver conflictos y problemas.
  • El hecho de extender la columna hacia atrás requiere confianza, es como decirnos a nosotros mismos: “aunque no veo la parte posterior de mi cuerpo, confío en ella” lo cual fomenta una mejora de la autoestima, porque implícitamente estamos reforzando la confianza en todas nuestras capacidades, también aquellas que no percibimos con el sentido de la vista.
  • Proporciona energía, combate la depresión y mantienen la mente alerta.
  • Estimula directamente el chakra del corazón, Anahata. Al desbloquear este chakra, podemos enfrentarnos a la vida desde un lugar de emociones elevadas: amor, compasión y gratitud.

 

Dentro de la filosofía del yoga, esta postura del camello no enseña que la constancia es nuestro mejor amigo, lo importante no es hasta dónde lleguemos en las posturas, lo que realmente importa es que las sigamos practicando, hasta donde sea posible en cada momento, tratándonos con amabilidad y sin juicio, sabiendo que cada día nuestro cuerpo está de una manera, simplemente hay que sentirlo para poder escuchar lo que nos transmite, atendiendo a nuestras limitaciones y nuestros progresos, nuestros pensamientos y nuestra respiración, buscando siempre ese punto de equilibrio que nos hace sentir bien, que no nos agota, que nos reconforta y nos beneficia y a la vez nos hace evolucionar  y sentirnos más fuertes física y mentalmente.

*Contraindicaciones

No realizar esta asana si se tienen las siguientes lesiones o dolencias:

  • Presión arterial alta o baja
  • Migraña
  • Lesión de espalda o de cuello

Después de la práctica, te invitamos a responderte, desde la perspectiva que tienes ahora, a esta pregunta:
Piensa en alguna ocasión en que te dejas llevar por pensamientos negativos y emociones que te bajan la energía, ¿qué vas a hacer la próxima vez que te descubras en una situación similar?

¿AÚN NO TIENES LA GUÍA EN 4 PASOS PARA EXPRESARTE DE
MANERA ASERTIV@?

Consíguela aquí ¡GRATIS!.

Recibe GRATIS la "Guía en 4 pasos para expresarte de manera asertiva".

*Información básica de Protección de Datos. Responsable: Om mind coaching (Isabel Rubio y Ruth Prieto) – Finalidad: Enviar información adicional sobre los contenidos del blog, guías y documentación práctica sobre las actividades de Om Mind Coaching. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas.
Share This